Seleccionar página

Schweppes, el Origen del Refresco

 

Johann Jacob Schweppe (Witzenhausen, Hesse, 1740 – Ginebra, 1821) fue un joyero y empresario alemán desde 1788.

Se instaló en Ginebra, donde se dedicó a investigar los efectos de la gasificación con dióxido de carbono del agua mineral.

Sus investigaciones dieron por fruto un procedimiento industrial para la elaboración de bebidas carbonatadas en 1792.

Su empresa escaseaba éxito hasta que Erasmus Darwin, abuelo de Charles Darwin, que era un gran admirador de la bebida, la popularizó.

Se asoció con dos ingenieros y un ingeniero suizo e instaló una fábrica en Londres para elaborar aguas de soda.

Antes de que Coca Cola existiese, había otra marca que vendía bebidas carbonatadas y que fue la que dio origen a las que es hoy en día una industria millonaria

Schweppes nace en Suiza, aunque su consolidación fue en Gran Bretaña.

Tanto fue esto que con el pasar de los años, Schweppes fue un embajador más del Reino Unido y pasó a ser exportado a múltiples lugares del mundo, primero en las colonias del Imperio Británico y después a otros países, donde su fama llegó a conquistar otros mercados.

La historia de Schweppes comenzó en Ginebra cuando Jacob Schweppe, un alemán, creó en 1783 el proceso industrial para carbonatar agua mineral artificialmente

En un principio el éxito fue moderado, al ser vendido como producto medicinal y siendo recomendado como una especie de medicamento para el aparato digestivo.

Siete años después. Schweppe, acompañado por otros socios, establece la primera fábrica de su bebida. Aunque en el Reino Unido al principio no tuvo mucho éxito, dice que Erasmus Darwin, el padre de Charles Darwin, tuvo una importante influencia entre el público, impulsando las ventas al ser un consumidor fiel de esta bebida.

Por desgracia Schweppe falleció sin saber hasta dónde llegaría su producto.

El Rey Guillermo IV de Inglaterra, otro fiel consumidor, le otorgó a esta bebida el sello de real en 1821.

Esto llevó a la marca a un lugar privilegiado en el corazón de los ingleses. El futuro de la bebida pasó a otros empresarios quienes la llevaron todavía más lejos.

Una vez fallecido Jacob Schweppe, dos empresarios llamado John Kemp-Welch y William Evil compraron la empresa y le dieron un aire refrescante, creando la primera bebida gaseosa. Solo tuvieron que añadirle limón y azúcar a la soda que creo Schweppe, algo que fue todo un éxito.

Más allá del éxito que alcanzó la soda y la bebida de limón y sus grandes perspectivas, es paradójico que las ventas de la compañía tuvieran el impulso de recomendaciones médicas o temas relacionados con la mejora de la digestión.

En 1870 nació el agua tónica, su producto estrella.

Nació como producto medicinal y dio origen al popular gin tonic, una bebida que terminó por ser uno de los preferidos en Inglaterra y en todo el mundo. Por la cantidad de enfermedades que tenían los colonos en la India, la raíz de la quinina era uno de los antídotos más eficaces. Debido a su sabor amargo y que no debía tomarse en altas dosis, los británicos comenzaron a mezclarla con soda Schweppes y limón para contrarrestar su sabor. Así nació el agua tónica, una bebida que no tardaron en comenzar a fabricar.

A partir de 1870, Schweppes, con la creación del agua tónica y la introducción de nuevos sabores de refrescos en el mercado como el de jengibre (Ginger ale), comenzó a experimentar un importante crecimiento, abriendo plantas en varias partes del mundo.

En 1969, se fusionó con la marca británica de dulces Cadbury, de donde salió Cadbury Schweppes, que hoy en día es propiedad de Dr Pepper Snapple Group de Texas y que se produce mediante licencia en la multitud de países donde se encuentra.

 

Curiosidades :

 

Sabías que una botella de Schweppes sobrevivió a la tragedia del Titanic? Se encontró en 2012 a 4.000 metros de profundidad, justo donde el trasatlántico se hundió el 14 de abril de 1912.

La botella, cuyo diseño ha inspirado la gama Premium de Schweppes, formaba parte del muestrario que llevaba a bordo Walter James Hawksford (1867-1922). Este pasajero se dirigía a Nueva York para ejercer como director de exportaciones de Schweppes. Fue uno de los 710 supervivientes del Titanic.

Se salvó gracias a su experiencia como miembro del Club de Remo de Kingston. Cuando el buque chocó con el iceberg, el primer oficial William Murdoch preguntó quién sabía remar. Y Hawksford se ofreció como voluntario. A bordo del bote salvavidas número 3 consiguió llevar a un grupo de supervivientes hasta el Carpathia.

Desde el hotel Astor, en Nueva York, Walter escribió enseguida a su esposa Edith, que a última hora había decidido no acompañar a su marido y quedarse con los dos niños, Mabel Vera y Walter Leslie, en Inglaterra. La carta la conserva su familia. “Lo que más me ha preocupado estos días es la ansiedad que tenéis que haber pasado”, decía en la carta.

El nombre de Hawksford ha quedado escrito en letras de oro en la trágica historia del Titanic. Gracias a su destreza un puñado de pasajeros salvaron su vida.

 

Cronologia :

 

  • En 1783 Jacob Schweppe crea el primer proceso industrial para producir agua mineral “artificial” carbonatada, antecesora de la soda y pone la primera piedra de la industria moderna de bebidas refrescantes.
  • El rey Guillermo IV de Inglaterra apadrina la bebida, y así es como Schweppes comienza a usar el famoso epígrafe “by appointment of” (“por la gracia de su majestad”).
  • En 1835 apareció el primer refresco carbonatado de limón del mundo bajo la marca Schweppes y hubo que esperar casi 100 años más para la naranja Schweppes.
  • Schweppes lanza una oferta y gana el concurso para suministrar oficialmente refrescos a la primera feria internacional, la Gran Exposición Universal de 1851.
  • Alrededor de 1870 apareció la Tónica.
  • La tónica fue heredada por los soldados ingleses destinados a la India en tiempos del Imperio Británico, los cuales combatían la malaria y otras fiebres tomando quinina mezclada con limón y soda.
  • Walter James Hawksford, de Kingston, Surrey, viaja a Nueva York a bordo del Titanic para convertirse en el primer jefe de exportación de Schweppes. Llega sano y salvo. En 2012, la botella original de Schweppes, que se hundió con el barco, fue encontrada en perfectas condiciones.
  • Schweppes empezó a comercializar sus productos en España en 1957.
  • En 1969 se fusionó con Cadbury para convertirse en Cadbury Schweppes.
  • En 1998 Coca Cola Company compra las marcas de bebidas de Cadbury Schweppes en más de 120 países, donde no están incluidos (entre otros) Estados Unidos, Canadá, México, países de la Unión Europea (excepto Reino Unido, Irlanda y Grecia), Noruega y Suiza.
  • En 2008 la empresa decide centrarse en el negocio de la confitería, por lo que se desprende de la división de bebidas. En Norteamérica (Canadá, EE.UU y México) pasa a manos de Dr. Pepper Snapple Group, y en Europa (Andorra, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, San Marino, Eslovaquia, España, Suecia y Suiza) la adquiere dos fondos de inversión, que al año siguiente se la venden al grupo japonés Suntory.
  • El luminoso de Schweppes del Edificio Carrión de la Gran Vía de Madrid se colocó en 1969.
  • Tónica Schweppes se convirtió en un refresco conocido gracias a sus campañas de publicidad. La campaña de “El hombre de la tónica”, con doce años de apariciones en TV y cerca de 50 spots, condujeron a España a liderar el consumo per cápita de tónica a nivel mundial.